"¿Quién mató a mi hermano?", por Lucas Scavino (SAE)
xEditores/66

¿Quién mató a mi hermano?, por Lucas Scavino (SAE)

La experiencia de editar una película que además dirigí fue contradictoria pero también debo reconocer, conllevó una sensación muy placentera de omnipotencia. Acepté el desafío que implicaba en parte por el diseño de producción que decidimos con Ana Fraile, mi amiga y socia en Pulpofilms, y por otra parte porque iba a codirigir con ella, aspecto que suponía, me garantizaba mantener objetividad en la discusión, contraste y diversidad que necesita la edición. Esa exigencia de consensuar el punto de vista que enriquece y es esencial al montar cualquier material audiovisual.

No comencé a editar muy seriamente hasta el último año. La película duró casi cinco. Trabajé a partir de una escaleta que pensamos en conjunto y que Ana escribió en forma de guion antes de la aparición del cuerpo de Luciano Arruga el 17 de Octubre de 2014, enterrado sin identificación, en el cementerio municipal. Su desaparición se produjo en Enero de 2009. Su hermana Vanesa y un grupo de familiares y amigos lo buscó desesperadamente con fuertes sospechas sobre la policía local.

Obligados por las circunstancias de la causa judicial, reelaboramos el guion que fue creciendo a medida que registrábamos la labor del grupo de familiares y amigos. La película iba transformándose y así encontrando un personaje colectivo en donde Vanesa sólo era la cara visible sostenida y acompañada por varias personas tan comprometidas como ella en el reclamo y que daban batalla frente al sistema policial-judicial-político: el gran opuesto en esta ocasión.

Hubo varios momentos fuertes e impactantes a lo largo del proceso, muchos (creo que todos) están dentro de la película: la marcha posterior a la aparición de los restos de Luciano, el juicio al policía Diego Torales por torturas a Luciano, el viaje a Ginebra a las oficinas de ONU. En todos ellos lo que motiva y dirige las acciones es la necesidad de conocer la verdad y encontrar justicia. Revelar las complicidades necesarias, la desidia sostenida por la estigmatización del pobre, la coacción para transformar a un joven en un delincuente: una serie lógica de acciones que conducen a una desaparición forzada seguida de muerte en un estado de derecho durante un gobierno democrático.

¿Quién mató a mi hermano?

Desde la elección del título quisimos generar esa cercanía con los espectadores.  Que Luciano sea tu hermano. Que tu punto de vista sea el de Vanesa reclamando por la aparición de su hermano y luego exigiendo justicia y sepultura como si se tratara de una Antígona moderna. Y entonces elegir y ordenar tantos registros fue muy sencillo: buscar la belleza. Pienso que lo justo es bello y en definitiva Vanesa y el grupo buscan justicia. La verdad entonces se filtra a partir de ejercer este principio tan básico y universal.

Lucas Scavino

05 de abril de 2019